Los objetos Translúcidos



Los objetos y los materiales translúcidos se caracterizan por dejar pasar la luz a través de ellos pero modificando la dirección de la luz que incide sobre ellos, de modo que un observador no puede distinguirlos, o lo hace muy dificultosamente, si trata de ver a través de los mismos.



Una persona que nada bajo el mar puede ver si el agua es transparente. Si, en cambio, el agua tiene partículas en suspensión, como la del Rio de la Plata, no podrá ver a través de la misma, pues el agua, si bien deja pasar la luz, no es transparente, sino translúcida, impidiendo distinguir cosas mas allá de unos pocos centímetros.
En la figura de la izquierda pueden verse tres vasos de leche con iluminación desde arriba y puede observarse que los mismos parecen fuentes luminosas. Ello es porque las partículas emiten luz en todas direcciones. En otras palabras; difunden la luz.



La clave para entender este fenómeno es comprender la naturaleza de la
distribución espacial de la luz. En otras palabras: como se distribuye la luz en el espacio.



Cuando la luz, o mejor dicho un haz de luz (o una partícula de luz: un fotón) choca o incide contra un objeto, se producen uno de los siguientes tres fenómenos: Se
refleja , es absorvida o se refracta . Cuando se absorve se transforma en otra forma de energía (calor, etc.). Si se refleja, lo hace siguiendo las leyes de la óptica geométrica, esto es: con el mismo ángulo que el de incidencia. Si se refracta, lo hace siguiendo la ley de Snell.



Finalmente, para que un objeto pueda interactuar con la luz, el mismo debe tener distinto
índice de refracción que aquel del medio donde la luz se propaga.



El índice de refracción de un material es solo un coeficiente que indica la inversa de la velocidad de la luz en ese medio comparada con la de la luz en el vacio. Cuando mas alto es el índice tanto mas baja es la velocidad de la luz en ese medio. Por ejempo, el agua tiene un índice de refracción aproximado de 1,33, lo que significa que si la velocidad de la luz en el vacio es de 300.000 Km por segundo, la velocidad de la luz en el agua será del orden de los 225.000 Km/seg y si el de un vidrio común es de 1,5 la velocidad de la luz en ese medio será de 200.000 Km/seg.